Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Tratamiento para Diabetes - La marihuana podría ser una eficaz herramienta para el control de la diabetes

Tratamiento para DiabetesTratamiento para Diabetes - La marihuana podría ser una eficaz herramienta para el control de la diabetes

Distintos estudios han venido a avalar que el cannabis, la marihuana, puede ser una eficaz herramienta para controlar el azúcar en sangre y ayudar por tanto a regular la con un tratamiento para diabetes.
Uno de ellos, el realizado por los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard y publicado en en el American Journal of Medicine, estudió a 4.657 pacientes.


En él se halló que el uso regular de cannabis tenía una relación directa con niveles muy bajos de insulina en ayunas. Además observaron que los consumidores de cannabis solían tener contornos de cintura menores.

Informate mas en (Hacer Clic Aquí)

En el estudio se evaluaron los niveles de glucosa en sangre, la resistencia a la insulina y otros factores relacionados con la diabetes mellitus. Para la investigación, dividieron a los pacientes en tres grupos, el primero de ellos eran personas que nunca antes habían fumado cannabis; en el segundo, se encontraban áquellos que lo habían hecho en los últimos 30 días y en el tercero, los que consumían cannabis de forma habitual.

El objetivo era medir los niveles de azúcar en sangre en ayunas, de colesterol, la presión arterial, índice de masa corporal y la circunferencia de su cintura. Tras el análisis se comprobó que los consumidores de cannabis poseían niveles mucho más bajos de insulina y un menor contorno de cintura.

En cierta forma parece paradójico porque el consumo de cannabis siempre se ha asociado con la necesidad de ingerir después algo dulce, un pastel o golosina. Pero, pese a ello, los estudios han constatado un menor índice de obesidad y diabetes mellitus entre quienes consumen cannabis.

En este sentido, elcannabidioles un antagonista del receptor CB1 y se ha demostrado que tiene un papel fundamental para controlar la obesidad. Los antagonistas se unen a un receptor pero no provocan ninguna respuesta metabólica: el Rimonabant, un antagonista sintético del receptor CB1, provoca un aumento en la sensibilidad a la insulina, y se cree que el cannabidiolpuede ejercer una influencia similar, lo que explicaría los niveles bajos de resistencia a la insulina en los consumidores de cannabis.

Joseph Alpert, Director del American Journal of Medicine y profesor de medicina de la Universidad de Arizona en Tucson, indicó que las observaciones del estudio son extraordinarias, y que están basadas en experimentos científicos básicos que han llegado a conclusiones similares. Aunque también añadió: “necesitamos mucha más investigación básica y clínica en el corto y largo plazo sobre los efectos de la marihuana en una variedad de situaciones clínicas como el cáncer, la diabetes, y la fragilidad de las personas mayores”.
Finalmente, si los expertos lograran descubrir la razón que induce a que el consumo de cannabis ayude a disminuir los niveles de azúcar en sangre, los científicos podrían desarrollar tratamientos basados en el Tetrahidrocannabinol, que no posee los efectos intoxicantes de la planta.

Pero, a pesar de los distintos estudios realizados, aún existe un gran debate sobre la legalización de la marihuana como planta medicinal para el tratamiento de diversas enfermedades. Las investigaciones han comprobado su eficacia para el tratamiento del dolor agudo, dolores vinculados a afecciones del sistema nervios, la migraña o el glaucoma. Existe además una píldora de marihuana, Marinol, disponible solo con receta médica, que contiene una forma sintética del THC. Esta píldora se suele prescribir para tratar náuseas y vómitos asociados al cáncer y para tratar la pérdida del apetito en pacientes con VIH/Sida.

Mira estos videos (Haciendo Clic Aquí)

La marihuana sigue siendo una droga prohibida para consumo social. No en vano, los países o estados que aprueban su uso medicinal, dejan claro en su legislación que cualquiera que no tenga el permiso médico para su uso terápeutico tendrá que responder ante la ley. En EEUU, ya son 20 los estados que han legalizado su uso con fines medicinales.

Tratamiento para diabetes.