Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Dieta para la Diabetes - El melón, que bombón

Dieta para la Diabetes - El melón, que bombón
dieta para la diabetes

El melón es una fruta refrescante que suele consumirse durante los meses de verano y que posee un elevado contenido en agua -90 por ciento- y un pobre valor calórico -50 kilocalorías cada 100 gramos. Por sus propiedades nutricionales, -dieta para la diabetes-es una excelente opción para la dieta de toda la familia.



El melón se presenta como ideal para las dietas con las que se busca adelgazar
dieta para la diabetes
y, al mismo tiempo, es una forma natural de mantenerse hidratado. Éste aporta hidratos de carbono, proteínas y fibra, y también se destaca su contenido en vitamina C: 100 gramos de esta fruta proporcionan más de la mitad de la vitamina C que se recomienda al día. Además, provee betacarotenos que consisten en antioxidantes que previenen el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

La lista de beneficios continúa porque se trata de un alimento diurético, debido a su aporte en potasio y agua lo que evita la retención de líquidos. Por lo tanto, se puede utilizar en tratamientos para las personas que padecen hiperuricemia, reuma y patologías renales. Ante su aporte de minerales, -diabetes mellitus-se aconseja su consumo con el objetivo de fortalecer el sistema inmonológico.

En cuanto a su riqueza en potasio y bajo contenido en sodio y grasas, también es adecuado para las personas que padecen hipertensión arterial. En el caso de los diabéticos, este alimento y la sandía son ideales al poseer bajas cantidades de azúcar.

Recomendaciones

A la hora de comprar, hay que tomar en cuenta que el melón desprenda un aroma dulce y delicado porque cuando está maduro cumple con estas características. También se pueden identificar los que se encuentran muy maduros al ejercer presión con los dedos y si estos quedan pegajosos es porque ya está pasado.

Por otro lado, se advierte que los melones suelen conservarse por pocos días. Una vez cortados, es recomendable guardarlo cada trozo en la heladera cubierto con papel film porque desprende un aroma muy fuerte y absorbe con facilidad el resto de los sabores que se encuentran en ese espacio. En el caso de querer prolongar su tiempo de conservación, -dieta para la diabetes- se puede congelar.