Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Tratamiento de la diabetes - Las enfermedades renales y su relación con la diabetes y embarazo


tratamiento de la diabetesTratamiento de la diabetes - Las enfermedades renales y su relación con la diabetes y embarazo

Los endocrinólogos Helard Manrique Hurtado y Hugo Arbañil Huamán alertaron que entre el 45% y el 50% de sus pacientes con enfermedades renales son diabéticos y recomiendan que se debe inculcar en la población una filosofía de prevención y al mismo tiempo promover hábitos de alimentación sanos para evitar que estos males sean letales.


Para más información sigueme en:
tratamiento de la diabetes
Revirtiendo La Diabetes

Si bien no existen estadísticas nacionales, solo hospitalarias, los diabéticos con problemas a los
riñones van en aumento.

En experiencia de Manrique Hurtado, presidente de la Sociedad Peruana de Endocrinología y director del Centro de Investigación en Diabetes, Obesidad y Nutrición (CIDON), el 80% personas que sufre de una enfermedad renal tiene diferentes tipos de diabetes y/o hipertensión arterial.

“Del total de personas que sufren de enfermedades renales, hasta el 45% son diabéticos. Junto con los hipertensos son los que más padecen de los riñones debido a un mal control. Necesitan de una dieta sin azúcares y consultar con su endocrinólogo para evaluar la cantidad de proteínas, sal, vegetales y el tipo de carbohidratos que pueden comer”, apunta.

Por su parte, Hugo Arbañil, jefe de Endocrinología del Hospital 2 de mayo, también tiene cifras alarmantes: “En el Hospital 2 de Mayo, el 50% de pacientes que se dializa sufre de diabetes mellitus y el costo por paciente se habría triplicado en los últimos 5 años. Por lo menos el 20% de diabéticos presenta algún grado de daño renal”.

Asimismo, el galeno señala: “Los diferentes tipos de diabetes y la hipertensión arterial son las enfermedades más importantes que conducen a la insuficiencia renal. Ambas coexisten, ya que el 60% de diabéticos son hipertensos. La prevención es muy importante. Hay que controlar lo mejor posible la glucosa, el colesterol, los triglicéridos para evitar llegar a la diabetes y luego a la insuficiencia renal”.

PREVENCIÓN, LA PALABRA CLAVE

¿Cuál es la solución para evitar que los diabéticos sufran de una enfermedad renal crónica?
“Los hábitos alimenticios son fundamentales. Somos lo que comemos por eso debemos saber ¿Qué comemos? ¿Cuánto comemos? ¿Cuándo comemos? Aparte de una adecuada alimentación, hay que insistir en el tema de la prevención a partir de los 40 años y si sufre de obesidad a partir de los 20”, recomienda Helard Manrique.

La enfermedad renal es un enemigo silencioso ya que muchas veces no presenta síntomas hasta una etapa muy avanzada. En los diabéticos, se presentan edemas en las piernas, orinas espumosas, cansancio por anemia y debilidad general, la piel adquiere un tono de color terroso. Los factores de riesgo a identificar para evitar con tratamientos para la diabetes y posteriormente no sufrir de problemas renales son: conocer los antecedentes familiares en primer grado (padres), la obesidad y el sedentarismo, la presencia de hipertensión arterial, Dislipidemia (colesterol y/o triglicéridos altos).

“Se recomienda realizar al menos 30 minutos de ejercicio físico al día, una alimentación sana y lo más natural posible. El contenido calórico de la dieta debe ser 50% carbohidratos, 20% proteínas y 30% de grasas, de estas principalmente grasas mono y poliinsaturadas (aceituna, pescados de carne negra…), apunta Hugo Arbañil.

NUEVO TRATAMIENTO

Existen muchos tratamiento para controlar la diabetes, pero en 2014 se presentó un fármaco para tratar la diabetes tipo 2 en adultos que permite que se elimine la glucosa a través de la orina y se controlen otros factores de riesgo como el sobrepeso y la hipertensión.

Este medicamento actúa bloqueando la reabsorción de la glucosa a través del riñón y aumenta la eliminación de esta a través de la orina. Los riñones desempeñan un papel clave a la hora de mantener el equilibrio de los niveles de glucosa en la sangre. La glucosa es filtrada desde la sangre a los riñones, y gran parte es reabsorbida de nuevo al flujo sanguíneo. Dicha reabsorción se realiza mayoritariamente a través del transportador sodio-glucosa tipo 2. De ahí la importancia de este nuevo fármaco que actúa de forma selectiva inhibiendo este trasportador. Resultado de ello es que se favorece la pérdida de glucosa a través de la orina, consiguiéndose una reducción de los niveles de azúcar en los diabéticos tipo 2.