Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Tratamiento de la diabetes tipo 1 con células madre; importante avance científico

Tratamiento de la DiabetesTratamiento de la diabetes tipo 1 con células madre; importante avance científico

Uno de las áreas biomédicas en donde se ha puesto más esfuerzo para poder utilizar células madre con fines terapéuticos es la diabetes.
En gran parte ello es debido al trabajo de Douglas Melton y su equipo, impulsado por la circunstancia de que Melton tiene dos hijos que padecen diabetes de tipo 1. El primero de ellos fue diagnosticado de esta enfermedad  cuando era un niño y el segundo, una niña, cuando tenía 14 años.


Tratamientos de la Diabetes


Durante dos décadas el equipo de Melton, en Harvard, ha intentado buscar nuevas posibilidades para tratamientos de la diabetes con células madre. Ahora publican un artículo en Cell (159; 467-468, 2014) en el que da un paso importante para convertir células madre humanas en células β-pancreáticas funcionantes.

Es sabido, que las células β-pancreáticas en la diabetes de tipo 1 son destruidas por un ataque inmunológico del propio paciente, siendo esto la causa de la enfermedad.

Tratamiento De La Diabetes
Todo Sobre Diabetes

Para obtener más información sobre la Diabetes Mellitus sígueme en:




En los trabajos de Melton, las células β-pancreáticas producidas pueden liberar insulina, igual que las células pancreáticas normales y si se implantan en ratones diabéticos hacen remitir su enfermedad.

En los trabajos de Melton las células β-pancreáticas se pueden obtener tanto a partir de células madre embrionarias, como de células iPS, derivadas de los propios pacientes.

Principal hallazgo

El principal hallazgo del trabajo publicado en Cell es que se pone a punto un método que permite trasformar directamente, tanto las células madre embrionarias, como las células iPS, en células β-pancreáticas. Ello ha supuesto al equipo de Melton y colaboradores una década de intenso esfuerzo experimental.

El protocolo seguido por el equipo de Harvard es reproducible, pero laborioso, pues a las células madre se les hace crecer en un medio de laboratorio con 5 diferentes factores de crecimiento y 11 factores moleculares, que incluyen desde proteínas hasta azúcares, que se van añadiendo en proporciones precisas hasta obtener las células β-pancreáticas. Seguramente el aspecto técnico más novedoso es que con este método se consigue producir 200 millones de células β-pancreáticas en una sola muestra de 500 mililitros, en teoría cantidad suficiente para tratar a un paciente. Otro aspecto también importante, según Melton, es que las células β-pancreáticas se pueden derivar tanto de células madre embrionarias como de células iPS.

Sin embargo, algo hasta ahora no resuelto es que los pacientes con tratamiento de diabetes tipo 1 pueden rechazar las células trasplantadas por un mecanismo inmunológico, pero Melton y su grupo están tratando de solucionar esta dificultad encapsulando físicamente las células β-pancreáticas obtenidas para hacerlas resistentes a los ataques inmunológicos.

Sin duda, es éste un importante avance científico, que abre una puerta al tratamiento de una enfermedad tan prevalente como la diabetes de tipo 1, y que desde un punto de vista ético tiene la gran ventaja de que para producir las células β-pancreáticas se pueden utilizar células iPS del propio paciente, lo que soslaya la dificultad ética existente cuando para conseguir dichas células se utilizan células madre embrionarias.