Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Diabetes y Alcohol - Aseguran que los fumadores tienen mayores dificultades para dormir (Parte 2)



diabetes y alcohol

Diabetes y Alcohol - Aseguran que los fumadores tienen mayores dificultades para dormir (Parte 2) 

Cantidad vs. calidad del sueño

Como consecuencia de que muchos optan por tomar un sedante en lugar de consultar a un especialista, los trastornos del sueño suelen estar subdiagnosticados. Sin embargo, también ocurre, como indica la neuróloga Griselda Castellino, que la persona considera que cierta dificultad es normal, ya que la ha experimentado toda su vida.


Diabetes y Alcohol


O por el contrario, un adulto mayor consulta porque se despierta a las 5 de la mañana, pero cuando se le pregunta por sus hábitos comenta que se duerme a las 10 de la noche, por lo que ha descansado suficiente. 

https://www.facebook.com/pages/Revertir-La-Diabetes/572422422789854También informate sobre Diabetes Mellitus siguiendome en:

Castellino, quien tiene un posgrado en Medicina del Sueño, manifestó que un adulto necesita dormir entre siete y nueve horas, pero hay quienes con seis tienen un buen rendimiento durante el día, por lo que les resulta suficiente. Sin embargo, resaltó que no sólo hay que tener en cuenta la cantidad de horas dormidas, sino la calidad de ese descanso. 

Las dificultades, indicó, pueden presentarse en el momento de conciliar el sueño, en el transcurso de la noche (hay personas que se despiertan varias veces o una vez y no pueden volver a dormirse), o al despertar (han dormido el tiempo necesario pero se levantan cansados). -Diabetes y Alcohol- En la consulta, explica Castellino, se busca establecer si los trastornos se deben a una causa indirecta (estrés postraumático, reflujo gástrico, la ingesta de diuréticos, enfermedades de base o psiquiátricas), o si están relacionadas directamente con el dormir.

Las patologías del sueño más frecuentes son el insomnio, las apneas, la narcolepsia -excesivo sopor durante el día- y las parasomnias. Castellino detalló que los síntomas a los que hay que prestar atención son cansancio diurno, dificultades para concentrarse, trastornos de memoria y alteraciones en el estado de ánimo.

Una de las primeras herramientas del diagnóstico es la Escala de Epworth, que cuantifica, a partir de unas preguntas, la somnolencia, y en ciertos casos se solicitan otros estudios, como la polisomnografía (se colocan sensores al paciente mientras duerme).