Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Diabetes y Alcohol - Consumo moderado de bebidas alcohólicas y alimentos grasos evita daños al hígado

Diabetes y AlcoholDiabetes y Alcohol - Consumo moderado de bebidas alcohólicas y alimentos grasos evita daños al hígado

Hígado graso se presenta de manera silenciosa e incrementa riesgo de cirrosis

El consumo desmedido de bebidas alcohólicas y la ingesta de alimentos ricos en grasa (parrillas, frituras, entre otros) incrementa el riesgo de desarrollar hígado graso, situación que en casos extremos o crónicos puede desembocar en una cirrosis hepática, advirtieron especialistas.


Adelina Lozano Miranda, jefa de la Unidad de Hígado del Hospital Nacional Arzobispo Loayza,  señaló que el hígado graso es una enfermedad que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado, causado principalmente por alcohol, seguido alimentos ricos en colesterol y triglicéridos, medicamentos, toxinas, sobrepeso y enfermedades crónicas como la diabetes mellitus.


Aseguró también que esta patología es asintomática (no presenta síntomas),
Diabetes y Alcohol
por lo que su detección se da siempre a través de un hallazgo casual, durante la realización de otros exámenes como ecografías abdominales.

Tambien informate en: (Haz Clic Aqui)

“Cuando el hígado graso presenta inflamación, desarrolla simultáneamente fibrosis (especie de cicatrices en el hígado). Esta situación incrementa en un 30% el riesgo que el paciente desarrolle cirrosis, enfermedad crónica e irreversible, en la que el hígado no funciona óptimamente y, a su vez, puede generar otras complicaciones en el organismo como el temible cáncer”, explicó la especialista.

De otro lado, Lozano refirió que no existe un tratamiento único para el hígado graso, pues este va a estar determinado por el factor de riesgo que dio origen a esta enfermedad. 

“Por ejemplo, los pacientes diabéticos que desarrollaron hígado graso, serán sometidos a un control con el médico endocrinólogo. Aquellos cuya enfermedad fue originada por alcohol, no podrán consumirlo de por vida, deberán llevar una dieta estricta y realizar actividad física. Los pacientes con sobrepeso serán atendidos por el nutricionista para establecer un plan alimenticio determinado”, detalló.

Finalmente, la responsable de la Unidad de Hígado del Hospital Loayza recomendó como medidas preventivas la práctica de hábitos saludables como mantener un dieta balanceada, establecer un rutina de ejercicios o practicar deporte.

Asimismo, mantener controlado el peso corporal, evitar el consumo desmedido de bebidas alcohólicas y acudir con el médico especialista de forma periódica para el control respectivo.