Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Dieta para la diabetes - La teneligliptina tiene efectos beneficiosos en pacientes diabéticos que reciben insulina

dieta para la diabetesDieta para la diabetes - La teneligliptina tiene efectos beneficiosos en pacientes diabéticos que reciben insulina

El agregado de teneligliptina al tratamiento con insulina en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 produce efectos beneficiosos en el control de las fluctuaciones de la glucemia.


Introducción y objetivos

El péptido 1 similar al glucagón (GLP-1) es una hormona del grupo de las incretinas que desempeña un papel importante en la regulación del nivel de glucemia posprandial, de un modo dependiente de la glucosa. Sin embargo, su utilización clínica no es posible, debido a la rápida degradación que sufre por la acción de la enzima dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4).
La inhibición farmacológica de la DPP-4 podría ayudar clínicamente a controlar
dieta para la diabetes

los niveles de glucemia, tanto en ayunas como posprandiales, al aumentar la concentración plasmática del GLP-1.

La teneligliptina, un nuevo inhibidor de la DPP-4, se metaboliza principalmente en el hígado y su concentración plasmática no se ve afectada por la insuficiencia renal, lo que sugiere que puede ser administrada en pacientes con compromiso renal debido a nefropatía diabética, sin ajuste de la dosis. Esta propiedad diferencia a la teneligliptina de otros inhibidores de la DPP-4. Por otro lado, diversos estudios recientes han mostrado que la teneligliptina tiene una potencia inhibidora mayor de la DPP-4 que la de otros fármacos del grupo, incluidas la saxagliptina, la alogliptina, la linagliptina y la vildagliptina.

La insulina es el agente hipoglucemiante más potente del que se dispone para el tratamiento de los pacientes con tratamiento diabetes mellitus tipo 2 (DBT2) sin control adecuado de su enfermedad. Es sabido que el tratamiento combinado con insulina y antidiabéticos orales es más eficaz que la terapia con insulina sola.

Las ventajas del tratamiento combinado con insulina y con un inhibidor de la DPP-4, como la sitagliptina, incluyen mejoría en el control de la glucemia y prevención del aumento del peso, que puede sobrevenir con el tratamiento con insulina.

La teneligliptina fue aprobada en Japón en 2013 como fármaco para ser agregado al tratamiento con otros antidiabéticos. A la fecha, no existen estudios que hayan mostrado la eficacia del tratamiento combinado con insulina y teneligliptina en pacientes con DBT2.

En este estudio, los autores investigaron los efectos del agregado de teneligliptina a un tratamiento con insulina sola o asociada con otros antidiabéticos.

Pacientes y métodos

Los participantes del estudio fueron seleccionados entre los pacientes diabéticos internados en el Dokkyo Medical University Hospital, en Japón, para lograr la estabilización de la glucemia, con la administración de insulina, sola o asociada con otro antidiabético (excepto inhibidores de la DPP-4). Los criterios de inclusión fueron edad ≥ 20 años, hemoglobina glucosilada (HbA1c) > 7.5% al ingreso y tratamiento con insulina (< 60 UI por al menos 2 semanas); los pacientes podían recibir simultáneamente otros antidiabéticos orales (excepto inhibidores de la DPP-4). Los criterios de exclusión abarcaron diabetes mellitus tipo 1, complicaciones graves de la diabetes, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, infecciones graves, embarazo, lactancia, alcoholismo o baja probabilidad de observancia terapéutica (a criterio del investigador).

La investigación se realizó mediante un estudio piloto, prospectivo, no enmascarado, de 26 participantes. Después de lograr la estabilización de la glucemia, con insulina sola o con insulina y antidiabéticos orales, en dosis estables y con una dieta óptima, se inició la monitorización continua de la glucemia, por 7 días consecutivos. Al cuarto día de la monitorización, al tratamiento recibido se agregó la teneligliptina, en una dosis diaria de 20 mg, después del desayuno. Como reflejo de las fluctuaciones de la glucemia en 24 horas se evaluaron los niveles promedio de glucemia en el día, la amplitud de las fluctuaciones de la glucemia, los porcentajes de niveles apropiados de glucemia (70 a 140 mg/dl), los porcentajes de hiperglucemia (> 140 mg/dl), los porcentajes de hipoglucemia (< 70 mg/dl), el área bajo la curva (ABC) en las 2 horas posteriores a cada comida y la glucemia posprandial a las 2 horas. Los niveles de albúmina glucosilada, de 1,5-anhidro-D-glucitol y de proteína C reactiva (PCR) de alta sensibilidad se midieron el día 0 (comienzo de la monitorización continua), el día 4 y el día 8 (final del estudio).
Los datos se presentan como medias ± desviación estándar. Las diferencias entre los puntos del tiempo se evaluaron con la prueba del orden con signo de Wilcoxon. Se consideró significativo un valor de p < 0.05.

Resultados

El grupo estudiado estuvo formado por 26 pacientes (13 hombres y 13 mujeres; edad: 60.8 ± 15.7 años). El esquema terapéutico con insulina más común fue la aplicación de múltiples dosis inyectables (13 pacientes, 50%) y el antidiabético más empleado fue la metformina (8 pacientes, 30.7%).

Luego del agregado de 20 mg diarios de teneligliptina se observó el descenso de los niveles de glucemia en la monitorización continua de 24 horas. La glucemia en ayunas y la glucemia posprandial disminuyeron significativamente entre los días 5 y 7, posteriores al comienzo del tratamiento. La glucemia promedio de 24 horas disminuyó significativamente después del agregado de la teneligliptina (p < 0.001), así como el porcentaje del tiempo en condiciones de hiperglucemia (p < 0.001).

En cambio, no hubo diferencia en el porcentaje de tiempo en condiciones de hipoglucemia. La amplitud promedio de las variaciones de la glucemia fueron significativamente menores después del inicio de la administración de teneligliptina (p < 0.05). El tratamiento con teneligliptina disminuyó la glucemia posprandial y el ABC total a las 2 horas de cada ingesta. Los cambios en los índices de control glucémico y en los marcadores inflamatorios se produjeron tempranamente luego del inicio de la teneligliptina. Los niveles de albúmina glucosilada disminuyeron significativamente y los niveles de 1,5-anhidro-D-glucitol aumentaron en forma sustancial, mientras que la PCR de alta sensibilidad no se modificó.

En los controles alejados en el tiempo (a los 6 meses del inicio del estudio) y en comparación con los valores previos al tratamiento se observó que la teneligliptina mejoró significativamente los niveles de la HbA1c (10.8 ± 2.6% frente 7.6 ± 1.6%) y de albúmina glucosilada (23.5 ± 6.1% frente a 19.8 ± 3.1%).

Discusión y conclusiones

El presente estudio investigó los efectos de un nuevo inhibidor de la DPP-4 (teneligliptina, en dosis de 20 mg por día) sobre los niveles de glucemia de 24 horas, en pacientes con DBT2, que recibían insulina y otros antidiabéticos orales. El agregado de teneligliptina al tratamiento mejoró significativamente el perfil de la glucemia de 24 horas y la amplitud promedio de las variaciones de la glucemia (estimados a través de la monitorización continua de la glucemia), sin aumentar los eventos de hipoglucemia. En estudios anteriores se había notado que la administración de sitagliptina se asociaba con descensos de la glucemia, tanto posprandial como preprandial. Los resultados con la teneligliptina confirman estas observaciones, con la característica de que la teneligliptina produjo estos resultados en un período corto.

Varios investigadores sostuvieron que las fluctuaciones de la glucemia tienen un poder disparador del estrés oxidativo superior a la hiperglucemia crónica prolongada. La variabilidad de la glucemia puede ser un factor de riesgo importante para la aparición de la enfermedad cardiovascular. La teneligliptina mostró un buen control de las fluctuaciones en los niveles de glucosa en plasma. 

Los resultados sugieren que el tratamiento combinado con insulina y teneligliptina (asociado con otro antidiabético oral o sin él) puede ser una opción beneficiosa para el tratamiento de los pacientes con DBT2, especialmente si se trata de pacientes ancianos, con complicaciones diabéticas y con enfermedad cardiovascular.

Algunos estudios previos mostraron que otro inhibidor de la DPP-4, sitagliptina, disminuyó los niveles de PCR de alta sensibilidad, lo que sugiere un efecto antiinflamatorio. En este estudio con teneligliptina no se pudieron demostrar variaciones significativas del nivel de PCR de alta sensibilidad. Los investigadores no descartan que la falta de efecto antiinflamatorio pueda deberse al período corto de tratamiento, al número pequeño de pacientes de la muestra o a la ausencia de un grupo adecuado de control.

El estudio tuvo algunas limitaciones asociadas con el hecho de ser un ensayo piloto: un número pequeño de participantes, ausencia de un grupo de control y falta de una comida de prueba. Los autores recomiendan la realización de un estudio en gran escala para confirmar los hallazgos.

En conclusión, el presente estudio demostró que el agregado de teneligliptina disminuyó el tiempo transcurrido en condiciones de hiperglucemia, aumentó el tiempo en condiciones de glucemia normal y mejoró significativamente las fluctuaciones de la glucemia en 24 horas. El agregado de teneligliptina al tratamiento puede ser una opción terapéutica beneficiosa para los pacientes con DBT2 tratados con insulina, ya sea que reciban concomitantemente otro antidiabético o no.