Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Tratamiento Para Diabetes Gestacional: una enfermedad silenciosa

Tratamiento Para Diabetes GestacionalTratamiento Para Diabetes Gestacional: una enfermedad silenciosa

Descubre qué es y cual es el tratamiento para diabetes gestacional, cómo puede afectar tu embarazo y qué puedes hacer para cuidar tu salud.

Una de las dudas más comunes sobre la diabetes gestacional es respecto a cuáles son los síntomas. ¿Tú los conoces? Los médicos especialistas de Voy al Doc nos lo aclaran.

La diabetes mellitus es un padecimiento que rompe con este proceso natural, ya que provoca que una persona pierda la capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla eficazmente, por lo que su organismo ya no es capaz de absorber la glucosa de los alimentos y ésta permanece circulando en la sangre.


Por su parte, la diabetes gestacional es un tipo de diabetes que sólo aparece durante el embarazo , es decir, se presenta durante la gestación en mujeres que antes de concebir tenían niveles normales de glucosa en sangre.

Una de las dudas más comunes sobre la diabetes gestacional es respecto a lo que pasa después del nacimiento del bebé. Sucede que, por fortuna, la diabetes gestacional es transitoria, por lo que en la mayoría de los casos desaparece alrededor de la sexta semana después del parto.
tratamiento para diabetes


Para más información sígueme en:




¿Cuáles son los síntomas de la diabetes gestacional?

En general, la diabetes mellitus se caracteriza por ser una enfermedad asintomática, es decir, no desarrolla síntomas evidentes en etapas tempranas.

Por si fuera poco, en los casos de diabetes gestacional los síntomas –en caso de presentarse- podrían confundirse con los del embarazo, dificultando su detección y tratamiento oportuno.

Por ello, toda mujer embarazada debe realizarse una prueba oral de tolerancia a la glucosa, entre las semanas 24 y 28 de gestación.

¿Cómo afecta la diabetes gestacional al bebé?

Debido a que el feto recibe de la sangre materna todos los nutrientes que necesita, la cantidad extra de azúcar localizada en el flujo sanguíneo también llegará al bebé y se almacenará en forma de grasa, obligándolo a crecer más de lo normal.

Como consecuencia a este desarrollo anormal el bebé puede tener mayor riesgo de sufrir enfermedades congénitas, ser prematuro, presentar dificultades al nacer o bajos niveles de azúcar y minerales.

¿Cómo afecta la diabetes gestacional a la salud de la madre?

Por desgracia, no seguir el tratamiento adecuado para la diabetes gestacional incrementa las posibilidades de sufrir complicaciones en el embarazo como parto prematuro, presión arterial alta, pérdida fetal y necesidad de una cesárea.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la diabetes gestacional?

Afortunadamente, si la diabetes gestacional se detecta a tiempo y se trata adecuadamente, el porcentaje de tener un embarazo riesgoso disminuye considerablemente.

¿En qué consiste el mejor tratamiento para este tipo de diabetes?

Comer saludablemente. Si antes del embarazo tu alimentación ya era balanceada, te resultará muy fácil seguir una dieta especial para diabéticos, pues sólo involucra ligeros cambios. El principal de ellos es que deberás controlar la cantidad de hidratos de carbono y azúcares que consumes, así como evitar algunos alimentos como refrescos, miel y dulces. Fijar horarios frecuentes para comer también es muy importante. No olvides consultar a un nutriólogo para recibir asesoría individualizada.

Hacer ejercicio. Activarte ayuda a tu cuerpo a equilibrar los niveles de azúcar, además de aportar diversos beneficios a tu salud y a la de tu bebé. Realiza por lo menos 30 minutos de actividad física moderada al día. Hacer caminata o natación son buenas opciones.

Tomar los medicamentos y asistir a todas las consultas médicas. Es probable que el médico te recete algún medicamento o insulina. Asegúrate de entender cómo y cuándo debes utilizarlo. Programar una alarma es una buena opción para que no olvides la toma de tus medicamentos y tus niveles de azúcar no se disparen.

Revisar el azúcar sanguíneo. Sin duda, esta es la manera más fácil de monitorear tu salud. Probablemente el médico te pida que lo revises varias veces al día y registres los resultados. Conocer los cambios en tus niveles de azúcar es muy importante para ajustar la dosis del medicamento y los alimentos que debes consumir.

Vigilar e identificar los cambios de azúcar en sangre. Conocerte es fundamental para reaccionar adecuadamente ante cambios bruscos en tus niveles de azúcar y consultar a tu médico. Por ejemplo, la ansiedad, confusión, debilidad, dolor de cabeza, hambre, aumento en los latidos del corazón, temblor o sudoración, hablan de niveles bajos de azúcar en sangre. Por otro lado, los problemas de concentración, visión borrosa o mucha sed, indican niveles altos de azúcar.

Las mujeres que padecen diabetes gestacional son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Para prevenir el desarrollo de esta enfermedad después del embarazo intenta mantenerte en un peso saludable, llevar una alimentación correcta e incrementar tu actividad física.

Además, es importante que desde el nacimiento enseñes a tu bebé un estilo de vida saludable. Con esto lo ayudarás a prevenir la obesidad y la diabetes, enfermedades a las que será más propenso en la vida adulta.