Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Medicina Natural Para La Diabetes - Plasma rico en plaquetas: lo último en medicina estética y lesiones articulares

Medicina Natural Para La Diabetes - Plasma rico en plaquetas: lo último en medicina estética y lesiones articulares
medicina natural para la diabetes


Son muchos los beneficios del procedimiento denominado Plasma rico en plaquetas, hoy muy utilizado en medicina estética para retrasar la aparición de signos de envejecimiento, la técnica es mucho más que eso y puede usarse en el tratamiento regenerativo de lesiones articulares y tendinosas.


Medicina Natural Para La Diabetes
medicina natural para la diabetes

Pero ¿qué es un plasma rico en plaquetas (PRP)?, se preguntan los profesionales. "Es un plasma que posee más plaquetas que la sangre periférica y eso permite utilizarlo como tratamiento regenerativo por excelencia. El tratamiento con plasma rico en plaquetas consiste en la aplicación intradérmica de factores de crecimiento contenidos en las plaquetas. Estas plaquetas se obtienen de la centrifugación de una muestra de sangre del propio paciente".
Piel más joven sin cirugía


El doctor Juan Cruz Dobarro especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva remarcó que "por las propiedades que posee, el PRP está indicado principalmente como regenerador del fotoenvejecimiento facial, para flaccidez, pérdida de calidad dérmica, celulitis y alopecia".


Dobarro explicó que "el PRP se obtiene por centrifugación diferencial de sangre extraída del propio paciente. Al ser utilizado mediante microinyecciones, en las zonas que sufren más flacidez, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad que con el paso de los días se traducen en una piel más joven, -MEDICINA NATURAL PARA LA DIABETES- tersa y vital".


Mira también estos videos informativos (Hacer Clic Aqui)

"La ventaja de este procedimiento es que es completamente natural y que al utilizarse la propia sangre del paciente no posee efectos secundarios"


Los especialistas coinciden en que en general existe una respuesta inmediata y otra tardía. El primer efecto aparece a los dos días aproximadamente y es el aumento de luz en la piel, y la mayor tersura. Y a los 20, 30 días, aparece el aumento de tensión y la mejoría en manchas y flacidez.
Otros usos médicos del PRP


El doctor Andrés Scarcella, por su parte, especialista en Traumatología y Ortopedia destacó que "el PRP es actualmente es un procedimiento amplimente utilizado a nivel mundial para el tratamiento regenerativo de lesiones articulares y musculotendinoso tendinosas".


Artrosis, patología del manguito rotador en el hombro, "codo de tenista" y "codo de golfista" , esguinces, tendinosis y tendinitis del Aquiles, rotuliana y pubalgia son algunas de las dolencias que también pueden tratarse con este método.


También sigueme en: (Hacer Clic Aca)

"El PRP se extrae de la propia sangre del paciente y consiste en la obtención de los factores de crecimiento liberados por las plaquetas, que al aplicarse en el sitio de lesión estimula la producción de factores de crecimiento que intervienen en la regeneración y reparación del tejido" explicó Scarcella. "Al ser preparado con la propia sangre del paciente no existen riesgos de respuestas alérgicas ni rechazo alguno, ya que es un producto del propio paciente, -DIEABETES- inmunologicamente compatible, con excelente poder regenerativo para el tratamiento de lesiones músculo-esqueléticas".


"El PRP es actualmente es un procedimiento ampliamente utilizado a nivel mundial para el tratamiento regenerativo de lesiones articulares y tendinosas"


"Se extrae sangre al paciente (entre 20 y 40 centímetros cúbicos para una rodilla por ejemplo), la muestra de sangre se centrifuga para aislar las plaquetas, separar la parte de plasma donde se encuentran e inyectarla en el lugar de la lesión".


Para finalizar, el especialista subrayó que, como es un tratamiento autólogo (del propio paciente), no tiene efectos adversos. "Solamente estaría contraindicado en aquellos que padezcan artritis (no artrosis) por ejemplo reumatoidea o psoriásica. Además, tampoco existen enfermedades sistémicas como la hipertensión arterial o la diabetes mellitus que se contrapongan a la aplicación de esta técnica".