Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Como controlar la diabetes - Escribir ayuda a curar las heridas



Como controlar la diabetesComo controlar la diabetes - Escribir ayuda a curar las heridas

Un estudio realizado en 2013 por la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, reveló que expresar las emociones mediante la escritura puede hacer que el cuerpo sane más rápido. Especialistas locales en medicina, dermatología, psiquiatría y literatura opinan


Existen diversos mitos alrededor de la cicatrización de las heridas físicas. Uno de ellos es la utilización de productos caseros como el café para cerrar las cortaduras, o cuando existen quemaduras lo usual es ver a personas untarse crema dental.

Lo correcto es acudir a los profesionales de la medicina puesto que se corre el riesgo, al actuar de manera subjetiva, de que se infecte una herida o no se tomen las medidas correctas, abriendo de paso el camino para complicaciones de salud. 

Sin embargo, por estos días, más allá de los antiinflamatorios y antibióticos que normalmente recetan los médicos, existe una teoría alterna de cicatrización, basada en la acción de escribir.

Así lo demostró un estudio llamado ‘La influencia de la escritura expresiva en la cicatrización de heridas físicas en adultos’ realizado en 2013 en la Universidad de Auckland, como controlar la diabetes Nueva Zelanda.

El análisis concluyó luego de una prueba controlada realizada a 49 adultos sanos, que se sometieron a recibir heridas por punción de cuatro milímetros.
Después de dejarse provocar la herida, los pacientes  debían escribir por 20 minutos al día, durante tres días consecutivos, sobre eventos angustiantes vividos o sobre sus actividades diarias.

Entre tanto, las heridas fueron fotografiadas rutinariamente por 21 días para monitorear el proceso de cicatrización en la piel.

Los investigadores detectaron dos semanas antes de la biopsia de las heridas, que el 76% del grupo que escribió había sanado completamente. Mientras que el 24% del grupo de control no se pudo recuperar del todo.
El estudio concluyó entonces que escribir ayudó a los participantes a dar sentido a los acontecimientos y reducir la angustia.

Análisis médico. La médico barranquillera Kathlyn Camargo defiende la teoría encontrada por la Universidad de Auckland; sin embargo, admite que “esta hipótesis se puede revaluar desde la ciencia de la siquiatría, ya escribir en este caso se entiende como una manera de expresión”.

La siquiatra  Consuelo María Zarco destaca, al respecto, que “la escritura es muy utilizada en las terapias con pacientes que padecen de esquizofrenia, quienes escriben día a día, a manera de diario, los sentimientos de frustración, enojo o apego que puede sentir en medio de una crisis esquizofrénica. Este ejercicio se hace cuando la persona está fuera de dicha crisis, para que luego, en sano juicio, pueda leer y evidenciar los dos estados mentales que puede alcanzar”.

La especialista en siquiatría señala que un individuo que solo posea una herida física bien puede sanarla escribiendo.

“Muchos estudios han tocado el tema de la escritura como elemento de descarga emocional, pero si llevamos esa descarga a una relación directa con la cicatrización puede ser muy válida, debido a que el cerebro experimenta la sensación de desahogo, tratamiento para la diabetes lo que conlleva a un estado de relajación en la mente que se ve evidenciado en todos los sistemas del cuerpo, entre esos el sistema inmunológico que se encarga de restaurar todas las células”, anota Zarco.

La dermatóloga samaria Carolina Mendoza dice que “los procesos de cicatrización dependen únicamente de los factores endógenos, tales como: el tipo de coagulación, diabetes mellitus y factores inmunológicos”, y agrega que “las heridas físicas deben tener un cuidado riguroso. Por ello hay que tomarse los antiinflamatorios y antibióticos recetados por el médico, realizar una curación diaria para evitar cicatrices de por vida en la piel y tratar de prevenir infecciones externas, cubriendo la herida las primeras 48 horas”.

Escritura como desahogo. Los expertos consultados coinciden en que la escritura es de las mejores terapias para desahogar y relajar la mente. Eso mismo piensa el licenciado en literatura Hernán González, quien dice que “escribir es la sensación más precisa para desahogarse, teniendo en cuenta el alto grado de expresión que se vive cuando se está frente a una hoja en blanco”.

González, especializado en construcción textual, afirma que “los recursos que se utilizan al momento de escribir son la imaginación, los sentimientos y las vivencias y por eso es una gran terapia escribir. En ese momento aflora ese conjunto de situaciones altamente positivas para la mente y, por qué no, para el cuerpo”.

Igualmente, la psiquiatra Zarco anota que “las situaciones, tanto negativas como positivas, se deben  exteriorizar para tener un equilibrio mental, y es probable que las heridas físicas también puedan tener una diciente mejoría, si se tiene en cuenta que la mente se encarga de subsanar todo lo relevante a nuestros cuerpos”.

Tipos de heridas

Hay diferentes tipos de heridas y unas necesitan una atención más urgente que otras. Su aspecto dará una idea de qué tipo de herida se trata. Existen las de tipo abierto con separación de la piel: con esta se debe comprobar la distancia que hay de un borde a otro de la herida y la profundidad. Si no es muy abierta, no será necesaria una sutura. Le siguen las cerradas, en las cuales no se observa separación de la piel, pero generalmente hay hematoma. Suelen estar producidas por golpes y requieren una atención rápida para descartar el compromiso de algún órgano o de la circulación. Las heridas simples son otro tipo que alcanzan solamente a la piel sin afectar ninguna función del organismo. La persona solo manifiesta dolor local, no se queja de dolor en órganos internos. Y, por último, están las heridas complicadas, que son extensas y profundas, con hemorragia abundante y generalmente conllevan lesiones de músculos, nervios, vasos u órganos internos. Son muy llamativas y se reconocen fácilmente a simple vista. Estas deben tener un tratamiento especial.