Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Tratamiento de la diabetes - Nuevos umbrales para el diagnóstico de diabetes en el embarazo

tratamiento de la diabetes
Tratamiento de la diabetes - Nuevos umbrales para el diagnóstico de diabetes en el embarazo

Las directrices actualizadas sobre la diabetes en el embarazo bajan los umbrales de glucosa en plasma en ayunas para el diagnóstico.

Se debe diagnosticar a las mujeres con diabetes gestacional si tienen un nivel de glucosa en plasma en ayunas de 5,6 mmol / litro (100 mg) o superior, o un nivel de glucosa en plasma 2 horas después de la ingesta de 7,8 mmol / litro (140 mg) o superior, de acuerdo a las nuevas recomendaciones NICE.


tratamiento de la diabetesLas directrices actualizadas sobre la diabetes en el embarazo bajan los umbrales de glucosa en plasma en ayunas para el diagnóstico, e incluyen nuevas recomendaciones sobre la autogestión para las mujeres con diabetes tipo 1.

Alrededor de 35.000 mujeres tienen diabetes, ya sea pre-existente o gestacional, cada año en Inglaterra y Gales.

Casi el 90 por ciento de las mujeres que tienen diabetes durante el embarazo, tiene diabetes gestacional, que puede o no puede resolverse después del embarazo. Las tasas han aumentado en los últimos años debido a las crecientes tasas de obesidad entre la población general y al aumento de número de embarazos entre las mujeres mayores.

De las mujeres con diabetes en el embarazo que no tienen diabetes gestacional, el 7,5 por ciento tienen diabetes tipo 1, y el resto tienen diabetes tipo 2, las cuales también han aumentado recientemente.

A raíz de una serie de acontecimientos, como las nuevas tecnologías y la investigación sobre el diagnóstico y tratamiento de la diabetes gestacional, NICE ha actualizado sus directrices sobre la diabetes en el embarazo.

Diagnóstico

Entre las nuevas recomendaciones se menciona que una mujer debe ser diagnosticado con diabetes gestacional si tiene o bien un nivel de glucosa en plasma en ayunas de 5,6 mmol / litro (100 mg) o superior, o un nivel de glucosa en plasma 2 horas después de la ingesta de 7,8 mmol / litro (140 mg) o superior.

Las recomendaciones NICE dicen que esto podría ayudar a abordar la variación en los niveles de glucosa utilizados para el diagnóstico de la diabetes gestacional, y puede conducir a un aumento en el número de mujeres con diagnóstico de diabetes gestacional.

Prenatal y postnatal

NICE recomienda que los médicos, parteras y otros profesionales de atención primaria deben aconsejar a las mujeres embarazadas con cualquier forma de diabetes para mantener su glucosa plasmática capilar por debajo de ciertos niveles objetivo, si estos son alcanzables sin causar hipoglucemia problemática.
Los niveles objetivos recomendados son 5,3 mmol / litro (100 mg) para el ayuno, y 7,8 mmol / litro (140 mg)  1 hora después de las comidas, o 6,4 mmol / litro (115 mg) 2 horas después de las comidas.

Las recomendaciones actualizadas además cubren a las mujeres con diabetes gestacional cuyos niveles de glucosa han vuelto a la normalidad después del nacimiento.

NICE dice que a estas mujeres se les debe ofrecer consejo de estilo de vida que incluye el control del peso, la dieta y el ejercicio, y una prueba de glucosa en plasma en ayunas 6-13 semanas después del nacimiento para descartar diabetes.

NICE recomienda que las pruebas de tolerancia a la glucosa oral (75 g con control a las 2 horas) no deben ser ofrecidas de manera rutinaria a las mujeres que fueron diagnosticadas con diabetes gestacional cuyos niveles de glucosa en sangre volvieron a la normalidad después del nacimiento.

Además, a las mujeres que fueron diagnosticadas con diabetes gestacional que tienen una prueba postnatal negativa para diabetes se debe ofrecer una prueba anual de HbA1c.

NICE recomienda que a las mujeres con diabetes tipo 1 que están planeando embarazarse se les debe ofrecer tiras reactivas para prueba de cetona en la sangre y un instrumento de medición. Estas mujeres deben ser advertidas acerca de realizarse pruebas de cetonemia si están hiperglucémicas o sienten malestar.

Mientras que la prescripción de tiras de prueba de cetona y el costo de los exámenes HbA1c puede conducir a costos adicionales, el NICE dice que estos costos podrían compensarse con ahorros potenciales y beneficios tales como la reducción de las complicaciones durante el embarazo y el parto, una reducción de las consultas externas antes del diagnóstico, y una mejora de la atención a la madre y el bebé.